domingo, 20 de agosto de 2017

Lucile. Lady Duff Gordon. La diseñadora inglesa de la época eduardiana.

Hoy les traigo a una creadora de moda, con una vida interesante, y de la que yo sabía muy poco.
He de reconocer que aunque he visto muchas imágenes con sus diseños, que se encuentran en los mejores museos del mundo, sabía muy poco de ella, de como había sido su vida.
Nacida en Londres el 13 de junio de 1863, y muerta en la misma ciudad, en 1935, entre ambas fechas hizo un imperio de la moda y lo perdió, sobrevió al hundimiento del Titanic, se codeó desde reinas a actrices de éxito y abrió tiendas en Londres, París, Nueva York y Chicago.
Nacida Lucy Christiana. su padre era un ingeniero canadiense y su madre era anglo-franco-canadiense.
Vivió su infancia en Canadá, en el rancho de sus abuelos,  porque su padre murió por fiebres tifoideas de forma prematura y no les dejó dinero. Murió cuando ella tenía dos años.
Su madre se volvió a casar, y se fué a vivir a la isla de Jersey junto con su hermana, Elynor Glym, futura novelista famosa.
Ambas sobrevivieron a un naufragio por un vendaval, del barco que las devolvía a su isla, en 1875, después de visitar a unos familiares.
Se casó muy joven, con Lucy James Stuard Wallace, con el que tuvo una hija.
Su esposo, alcohólico, mujeriego y juerguista le era infiel constantemente y ella buscó consuelo en distintas relaciones.
A los seis años de matrimonio se separaron, cuando el la abandonó por otra, ( huyó con una bailarina, dejándola en la miseria), y se divorciaron tres años mas tarde.
Con el fin de mantenerse ella, y mantener a su hija, comenzó a trabajar como modista desde la mesa de su salón, para familiares y amigos.
Detalle de un vestido de Lucile de 1915
El vestido de té cosido para la esposa de un político liberal, causó sensación y la consolidó como una excelente profesional .
Su amor por la moda viene de los trajes que les hacía a su colección de muñecas, de ver los vestidos en los cuadros familiares, y de hacer ropa para ella y su hermana.
Antes de 1894 había abierto su primera tienda "Lucile", en Londres, tres años después cambió la ubicación para ampliar el negocio.
Hizo dos traslados mas, siempre con el viento a su favor. Si bien sus modelos se vendían estupendamente y tenía un gran éxito entre todo tipo de clientela de alto nivel, el negocio no marchaba.
Traje de novia. 1912
Ella no era una buena administradora, y si eso lo unimos a que algunas de sus clientas tardaban mucho en pagar, y ella consideraba que era de muy mal gusto reclamarles lo debido,  se encontró con el negocio a punto de fracasar, a pesar del éxito de ventas.
Buscando fondos para su negocio, admitió a dos socios capitalistas.
Uno de estos socios, Sir Cosmo Duff Gordon, se convirtió poco después, en 1900,  en su segundo marido.
El era un terrateniente y deportista escocés. Le dió seguridad financiera, y la introdujo en las altas esferas, y la realeza, Si bien nunca estuvo integrada totalmente, porque era divorciada.
El matrimonio rara vez vivió junto, ya que ella viajaba mucho. Pero su relación fue buena.
1904
Ella tenía casas estupendas en Londres, París y una villa de verano en Versalles, al lado del palacio.
En EEUU vivía en los mejores hoteles.

Lucile 1912
También compró casas en Long Island y Central Park.
Entre su clientela se encontraba la aristocracia, la realeza y las mas famosas artistas del momento.
Abrió sucursales de su tienda en Nueva York, 1910, París, 1911, y Chicago, 1915.
Diseño de Lucile, alrededor de 1912
Fueron famosos sus vestidos de té y sus trajes de noche que dieron brillo a los salones mas exquisitos del momento.
Traje de paseo
Famosa también era su lencería, con detalles que las damas apreciaban mucho.
Detalle de un traje tarde de 1913
1913
Daba nombres sensuales y evocadores a sus vestidos, inspirándose para ello en la literatura, la historia, la cultura popular o la personalidad de sus clientas.
1922
Utilizaba para sus creaciones telas lujosas. Gasas y sedas eran de sus favoritas, adornadas con flores realizadas a mano que daban un sello muy personal a sus prendas.
Las aplicaciones de flores realizadas en seda y otros, se convirtieron en marca de la casa.
Hizo vestuario para teatro, opera, películas mudas... , todo esto la encumbró , mas si cabe, a la fama, y artistas de todo tipo buscaban sus creaciones.
Lilly Elsie
Entre otros, hizo el vestuario para Lily Elsie, para su obra de teatro "La viuda alegre", que se estrenó en Londres con muchísimo éxito, y, tanto como los vestidos que lucía y que causaron auténtico furor entre las damas.
Irene Castle con modelo de Lucile
Entre las famosas que fueron sus clientas están: Gloria Vanderbilt, Sarah Bernhardt, Lilly Langtry, Irene Castle, Lily Elsie, Gertie Millar, Gaby Deslys, Billie Burke y Mary Pickford.
Traje de boda. 1918. Colección Henry Ford
Margot Asquith esposa del futuro primer ministro, la ya duquesa de York, y posteriormente reina Mary, también usaba sus creaciones.
1918
Un punto y aparte merece su viaje en el Titanic. Por motivos de negocios, y por una urgencia para visitar su salón en Nueva york, tomó junto a su esposo y una persona de servicio, unos pasajes en primera clase para este barco. El primero disponible, según ella. Embarcaron en Cherbourg.
Ella ocupaba la cabina A 20, su esposo la A 16 y su secretaria la E 36. Los billetes les costaron poco mas de 56 libras, todo un dineral en la época.
No se sabe porqué viajaron con nombres falsos, señor, y señora Morgan, tal vez para pasar desapercibidos y llegar de incógnito a Nueva York.
Detalle de un camisón
La persona que los acompañaba era la secretaria de Lucy, llamada Laura Mabel Francatelli, y que junto a los Gordon, salió ilesa del naufragio, pero con una inmensa polémica por su forma de salvarse,
Los doce que viajaban en el bote salvavidas
En su bote salvavidas iban solamente doce personas, la mayoría de la tripulación, y ellos, cuando el bote tenía una capacidad para 40 personas.
Se reprodujeron en prensa algunos comentarios dichos por Lucy y oídos por otros pasajeros que no la dejaban en muy buen lugar. Se decía que uno de los comentarios a su secretaria, era que no llevaba un precioso camión, lo que ofendió a uno de los bomberos, que la interpeló duramente diciendo que allí había muchas personas que lo habían perdido todo, mientras que ellos podrían reemplazarlo a la vuelta.
 Detalle y vestido de Lucile, de 1914-1916
Su esposo extendió cheques de 5 libras a algunos miembros de la tripulación, lo que se entendió como soborno.
1913
Todo esto saltó a la prensa y la opinión pública se puso en su contra, tanto es así que se abrió en Londres una investigación, teniendo que ir a declarar tanto ella como su esposo.
Detalle 1910
Dijeron que las cinco libras repartidas no eran soborno, si no una forma de ayudar a algunas personas que lo habían perdido todo, y no para irse solos y "cómodamente" en un bote apto para más pasaje.
Además de que se acusaba a su esposo de ocupar el lugar que le habría correspondido a una mujer o un niño.
Detalle
Se dice que ella se negó a entrar en el bote, si no la acompañaba su marido.
Diseño de Lucile, 1917
Su marido nunca se recuperó del vapuleo mediático, según ella, nunca volvió a ser el mismo. Sin embargo ella estaba decidida a que esto no influyese sobre sus negocios, y lo consiguió.
Cuando la Primera Guerra Mundial hizo que se cerraran sus casas de moda en París y Londres, ella centró su actividad en Nueva York.
                                 
Diseño de Lucile, 1911-1920
Ella acudía a los interrogatorios vestida de negro y con un inmenso sombrero con velo, diciendo que no recordaba nada del salvamento, y menos conversaciones concretas.
1914
La multitud se agolpaba alrededor del lugar donde eran los interrogatorios, y salieron sus declaraciones en muchos medios de comunicación.
Fueron los únicos llamados a declarar. todo un escándalo.
Trajes de boda de Lucile de 1920
El informe final les fue favorable, y determinó que no hubo intento de soborno.
El destino le tenía deparado otro susto, del que se libró, ya que tres años después había adquirido pasaje en el Lusitania, en su último viaje, cuando fue destruido por un torpedo alemán, pero finalmente no hizo este viaje por una enfermedad, al menos eso es lo que comunicaron a la prensa.
Abrigo 1920. Museo de Chicago
Como creadora, y después de haber estado en el olvido durante décadas, actualmente para es para muchos, la persona que liberó a la mujer del corsé. ( Yo no tengo claro quien lo hizo, pero en la entrada dedicada a , se decía también, que había sido el "liberador" de la mujer de los opresores corsés).
Publicidad de sus corsés. 1918
Su imperio incluía ropa, accesorios, cosméticos, de todo., y esto, cincuenta años antes de que Christian Dior hiciera lo mismo.
1911
Se la considera la que organizó los primeros desfiles de moda "modernos", con modelos que lucían sus creaciones.

Desfile de trajes de Lucile 1919
En este caso, y si han leído la entrada de Worth, recordarán que en este tema, hay algunos que el mérito se lo atribuían a este otro creador.
Traje de té de Lucile. 1915
Lo que si es cierto, es que ella los hizo con escenografía, música, regalos para los asistentes, y otras cosas que hasta entonces no se habían visto.
Diseño realizado por Lucile
Se la considera como la creadora de la primera marca de alta costura internacional.
1914
Rodeada de acólitos que cumplían sus mínimos deseos, algunos de ellos se hicieron un nombre en el mundo de la moda, una vez que abrieron negocios propios.
1912
(Curioso lo de las dos fotografías de arriba, que supongo son de la misma pieza, y cambia la luz o los filtros.)
Se comenta que estando en la cresta de la ola, su ego estaba tan crecido que no permitía que cuando ella subía en un ascensor, entrara otra persona.
1910-1915. Victoria y Albert Museum
Después de la Primera guerra mundial los gustos cambiaron, y si eso lo unimos a que vendió las acciones de sus tiendas, y que se convirtió en un diseñador asalariado, las cosas fueron de mal en peor.
1912-1913
Recientemente se han realizado numerosas exposiciones sobre su obra. El año pasado se hizo en Guelph , la ciudad canadiense que la vió crecer, una estupenda, pero no ha sido la única.
1908
Bajo el nombre de " Lucile: Fasion. Titanic. Scandal", se muestran por primera vez juntos ropa interior, para tomar el té, de noche y accesorios, que han sido rescatados de colecciones privadas de todo el mundo.
Sus vestidos son en su mayoría, de talle alto, con volantes en gasas vaporosas que lucieron las clases altas, la aristocracia y la realeza inglesa.
Camisón 1913
Escribió una autobiografía titulada : " Discreciones e indiscreciones", y que se publicó en 1932, un año después de la muerte de su esposo.
Traje de boda. 1915
Fue la primera diseñadora de moda que escribió su autobiografía, dando detalles de donde comía o lo que le gustaba hacer. una precursora en muchas cosas.
De 1932 a 1935 vivió una difícil situación económica.
Murió a los 71 años, en abril de 1935, en una residencia, a causa de un cáncer de mama, complicado con una neumonía.
1918
En sus últimos años, los viejos amigos como Molineus, le enviaban rosas y lilas, recordando que ella había sido la gran Lucile, para el resto, solo olvido.
Túnica chinesca. 1919
Se le atribuyen las frases ; "La moda es para la multitud, el estilo es para pocos", "Si una mujer es seductora, nada más importa".
Supongo que muchas de las imágenes que he puesto, algunos de ustedes ya las conocían, pues salen muy frecuentemente en internet cuando se hacen búsquedas de una época determinada.
1919
Y tal vez les sucedía como a mi, que no sabían a que creador pertenecían.
Me doy por satisfecha si les ha interesado un poco la vida de este personaje que vivió una época dorada y se relacionó con los más poderosos y famosos del momento
Reconozco que para mi ha sido un descubrimiento.
Hasta siempre Lucile. Hasta siempre Lady Gordon.
1918











Translate